Aplicaciones del romero

El romero es una planta principalmente conocida por su utilización en gastronomía, siendo un condimento que realza el sabor de carnes asadas y spaghettis. Sin embargo, son destacables sus propiedades medicinales, que pueden aprovecharse tanto en infusiones como a través de aplicaciones externas. Veamos algunas de ellas.

Es un buen tónico y estimulante: Al ser una planta rica en hierro y antioxidantes, se recomienda tomar infusiones de Romero para fortalecer y aumentar la agilidad de la mente, así como para recuperar personas con anemia. También ayuda a tratar enfermedades relacionadas con el deterioro del organismo y su sistema inmune, entre las que se cuentan el SIDA, el Cáncer y el Alzheimer.

aplicaciones medicinales con el romero

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias y bactericidas, alivia enfermedades digestivas y respiratorias.  Puede ser un buen complemento para tratar diversas enfermedades no virales, entre las que se cuentan algunas de transmisión sexual, como la gonorrea.  También mitiga dolores musculares y calambres, para lo cual se pueden preparar baños con infusiones de romero, o aplicar su aceite esencial directamente sobre la zona que lo requiera. Poner los pies en uno de estos preparados para relajarlos después de un día duro es una muy buena idea. El mismo efecto desinflamatorio se da sobre las encías, aliviando llagas y combatiendo al mismo tiempo el mal aliento.

Nutre el cuero cabelludo y las uñas: realizar masajes con aceite de romero sobre el cuero cabelludo puede ser una buena forma de fortalecer el cabello y estimular su crecimiento. Puede nutrirse el aceite de romero con aceite de almendras, para conseguir un efecto superior. También repara y fortalece las uñas quebradizas.